Bacterióloga de profesión, innata amante de las joyas, un día tuve que pensar en reinventarme y sin darme cuenta, terminé convirtiendo un hobby en una segunda carrera. La joyería me ha enseñado lo bien que se siente trabajar en lo que te apasiona y es por eso que decidí crear esta marca.

Todas mis creaciones son fabricadas en Colombia, con técnicas de joyería artesanal y con materiales de la mejor calidad.

Indudablemente esta marca refleja mi personalidad y me gusta pensar que va dirigida a la mujer moderna, dándole importancia a lo simple, cómodo y elegante.

                                          – Irina Grimán Cachutt